fbpx
Protocolo de seguridad

Piel mas sana y reluciente.

Piel mas sana y reluciente.

Piel mas sana y reluciente.

Cómo cuidar la piel

La hidratación y la limpieza de la piel son claves a la hora de plantearnos cómo mantener nuestra piel sana. Estos hábitos suelen adquirirse sobre todo en verano, y es que en esta esta época del año debemos combatir el calor y la mayor exposición solar. Sin embargo, cuidar la piel debe ser una misión que tengamos muy presente a lo largo de todo el año. La exposición a los agentes externos es continuada, y no debemos bajar la guardia en cuánto a la prevención y su cuidado.

A continuación te damos 10 consejos clave sobre cómo cuidar la piel y prevenir posibles daños:

  • Hidrátate con frecuencia: bebe agua en abundancia principalmente o infusiones.
  • Lávate la piel con cierta frecuencia para quitarte el sudor y la suciedad general acumulada durante el día, pero no hagas un uso excesivo del jabón ni utilices jabones fuertes. Una limpieza excesiva o con los jabones incorrectos puede resecar la piel en exceso y privarla de su lubricante natural: el sebo.
  • Utiliza una crema adecuada para tu tipo de piel, la piel seca tiene unas necesidades muy distintas a la piel grasa. Tras lavarte la piel, principalmente si has usado algún producto que contenga jabón, proporciona a tu piel lubricación usando una crema adecuada. Lubricar la piel con una crema o gel adecuado es especialmente importante antes del afeitado, utilizando siempre una máquina afeitadora limpia y en buen estado.
  • Evita tomarte baños muy largos. El agua caliente y las duchas o baños prolongados eliminan los aceites naturales de la piel. 
  • Sécate de forma suave tras el baño. Después de ducharte o bañarte, sécate la piel suavemente dándote pequeños golpecitos con la toalla. 
  • Haz un uso responsable del sol. Una alta exposición solar no solo puede producir quemaduras y ampollas a corto plazo, sino que, además, a largo plazo puede acelerar el envejecimiento y ocasionar problemas dermatológicos tan graves como el melanoma. La OMS (Organización Mundial de la Salud) nos recuerda a través de su página algunas medidas sencillas para protegernos del sol.
  • Utiliza protección solar dependiendo de tu tipo de piel. En el caso de los niños, es recomendable que siempre sea por encima de 30 y también en los casos de pieles más blancas. Además, en Verano, cuando vamos a la playa o a la piscina, debemos volver a darnos crema cada 2 o 3 horas, en caso contrario no mantendremos su eficacia.

Deja una respuesta

InstagramFacebook